BUEN BALANCE EN EL EUROPEO

La actuación española en el pasado Europeo de Natación de Debrecen (Hungría) se ha saldado con una cosecha de metales de tres oros, una plata y tres bronces. Siete medallas que no suponen ningún récord para la natación española, ni en cantidad ni en la calidad de los metales. El planteamiento a priori era claro y no fue otro que el convertir el campeonato en una preparación para los olímpicos, y el reto anual para los que no consiguieron su pasaporte a los Juegos en el Open de España.

España regresa de Debrecen con los oros de Rafa Muñoz, en el 50 mariposa; de Merche Peris, el 50 espalda; y de Mireia Belmonte, en el 1.500 libre. Para Mireia era un reto al tiempo que una incógnita nadar los 15 hectómetros, prueba no olímpica y para la que no entrena. Se trataba de un test de resistencia y la de Badalona comprobó que pueder ser una distancia para el futuro. En cuanto a los oros de Rafa y Merche, tienen otro valor porque ambos han preparado esta cita como la más importante del año y han demostrado que lo han hecho al máximo nivel. La pena para ambos es que el éxito les ha llegado en las distancias cortas, los 50 mariposa y 50 espalda respectivamente, pruebas sin proyección olímpica, y en el hectómetro los dos se han quedado con la miel en los labios. Pese a ello, ambos han cumplido. En el caso del cordobés, revalidando el oro de dos años atrás en Budapest, y en el de la valenciana, convirtiendo el bronce en oro.

La única plata también fue cosa de Mireia, en una prueba en la que aún no conoce su tope, los 400 libre. Si hace dos semanas batía el récord de España en los nacionales de Brasil, en Debrecen lo ha vuelto a batir. Lo mejor es que aunque sólo fue plata por 15 centésimas, en su descarga hay que poner que treinta minutos antes había nadado un 200 mariposa tremendamente exigente que le restó fuerzas, como se vio en los últimos 50 metros en los que cedió por falta de energía cuando el oro parecía suyo. Y pese a todo, récord nacional. Sin el lastre del 200 mariposa el récord tendría ahora unas cuantas décimas menos.

Los bronces llegaron también donde se esperaban, al menos dos de ellos. Erika Villaécija revalidó su chapa de Budapest en el 1.500 libre camino de Londres donde se va a enfrentar con un 800 en la piscina y un 10 kilómetros en aguas abiertas. Erika siempre cumple y así lo prueban sus siete medallas en Europeos de piscina larga, que pasa a ser nuestra segunda nadadora más laureada en esta competición tras la mítica Nina Zhivanevskaya y sus 11 preseas.

Duane da Rocha revalidó también su bronce en el 200 espalda, cumpliendo con sus objetivos y mirando ya a los Juegos. Y la jovencísima Marina García estrenó su palmarés con el bronce en el 100 braza, prueba que defenderá en Londres. Marina va creciendo a pasos agigantados y parece que ha llegado su hora.

España suma 66 medallas en Europeos de 50 metros. Curiosamente las mejores prestaciones han llegado en años olímpicos, como lo dicen las cifras: 8 medallas en Madrid 2004 (5-1-2); 8 medallas en Eindhoven 2008 (1-3-4); y siete medallas en Debrecen 2012 (3-1-3). La lectura positiva, que el equipo tiene las pilas cargadas para Londres 2012, para lo que restan 60 días.

¡A POR LOS JUEGOS!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s